What Can Stay and What Must Go: How to Complete Spring Cleaning

1not surewhat.jpg

 

 

 

 

One of the most dreaded things that I must come to face every once in a while is Spring Cleaning. The idea of going through everything that you own and deciding whether or not it still deserves a spot in your life is something that really terrifies me. For some unknown reason, I have a hard time letting go of things, specifically clothing items. When deciding to part with something, there is always a little voice inside my head that whispers, “but what if you get rid of this and then you want to wear it again one day?” And while it has happened that I held onto something I thought I’d probably never wear again, but actually did, it is pretty uncommon. So if you’re reading this post and it sounds anything like you, don’t panic because I think I’ve found the perfect solutions to this daunting problem. You’ll be able to complete spring cleaning with ease and wonder why you ever thought it was one of the worst parts of the year.

The first and probably most simple thing that you can do to decide on what can stay and what must go in your closet is ask yourself one question: have I worn this in the past year? If the answer is no, chances are it won’t make an appearance outside of your closet anytime soon. Sometimes this is a hard rule to follow, but think of it this way: clearing out old and tired items only creates space for new and fresh pieces! Plus, you can donate the clothing you no longer wear so you know that someone else can enjoy the things that once brought you so much joy.

 

Of course, there are always those times when you’re really torn on whether or not to keep something. Maybe the item has special meaning or a loved one gave it to you as a gift (we all have that one strange sweater we received on a birthday that we’re just not sure about). For these tricker items, try downloading a fashion app like YUMEHUB. All you have to do is take a picture of the item, upload the photo onto the app and in real time, you’ll get feedback from fashion lovers everywhere. This solution is easier than asking friends or family because it cuts out any bias. Once your results come back, if most YUMEHUB users gave you a heart, you can hang onto the item. If not, well, you know what to do.

 

One last question you should ask yourself before throwing something in the donate pile is: can I sell this item? There are tons of apps and websites out there nowadays that allow you to sell unwanted clothing items and sometimes you can actually make a decent buck. If the item is in good condition, but just doesn’t work in your personal wardrobe anymore, consider this option. Then, depending on how much you sell, you can put that money towards something that you’ll actually use!

 

Now that you have all of these pro-tips, I promise, you’re ready to face spring cleaning. Try making the process a little less stressful by listening to an up-beat playlist or recruiting a friend to help you out (because looking through old clothing items and having those moments like “WTF was I thinking?!” always produces a good laugh).

 

How do you handle spring cleaning? I’d love to hear your stories in the comments below!


 

qué se queda y qué se va? trucos para una buena limpieza de armario!

 

Una de las cosas más temidas que debo enfrentar de vez en cuando es la limpieza de armario! Yo suelo hacer esto cada primavera. Mi idea de pasar por todas las prendas y decidir si todavía merece un lugar en mi armario es algo que realmente me aterra. Por alguna razón desconocida, me cuesta mucho deshacerme de según qué prendas! Al decidir separarme de algo, siempre hay una pequeña voz dentro de mi cabeza que susurra: "¿pero qué pasa si te deshaces de esto y luego quieres ponertelo algún día?". Si estás leyendo esto y te resulta familiar... no entres en pánico porque creo que he encontrado las soluciones perfectas para este problema. Espero que con mis consejos podrás completar la limpieza de armario esta primavera con facilidad y termines algún día preuntándote cómo este proceso podía antes costarte tanto! Vamos a ello! 

 

La primera regla (y probablemente la más simple) para decidir qué puede quedarse y qué debe salir de mi armario es hacerme la pregunta: ¿cuantas veces he usado esto el año pasado? Si la respuesta es ninguna (o pocas), es muy probable que no haga una aparición fuera de mi armario en el corto plazo. A veces esta es una regla difícil de seguir, pero a mi me gusta pensar que ¡limpiar los artículos viejos y cansados solo crea espacio para piezas nuevas y frescas! Además, puedes donar la ropa que ya no usas para que sepas que otra persona puede disfrutar de las cosas que una vez te trajeron tanta alegría.

 

Por supuesto, no siempre es tan fácil! Tal vez una prenda tiene un significado especial o un ser querido te lo regaló (todos tenemos ese único jersei extraño que recibimos en un cumpleaños del que no estamos muy seguros). Para estas prendas que se hace más difícil tomar una decisón yo utilizo una app de moda que me ayuda con ello! Se llama  YUMEHUB. Todo lo que tienes que hacer es sacar una foto del artículo, subir la foto a la aplicación y en tiempo real, recibirás comentarios de fashionistas de todo el mundo que t ayudarán a decidir qué te queda mejor. Esta solución es más fácil que preguntar a amigos o familiares ya que elimina cualquier prejuicio! Los resultados en tiempo real te ayudan a tomar esas decisiones que a veces cuestan pero cuando ves que la una mayoría opina positivamente (o no) se hace más fácil decidir si volverlo colgar en tu armario. Gracias YUMEHUB!  

 

La última pregunta que yo me hago antes de poner algo en la pila de donaciones es: ¿puedo vender este artículo? En la actualidad, existen toneladas de aplicaciones y sitios web que te permiten vender artículos de ropa que ya no usas y, aparte de hacer limpieza puedes ganar dinero. Si el artículo está en buenas condiciones, pero ya no funciona en tu vestuario personal, considere esta opción. ¡Entonces, dependiendo de cuánto vendes, puedes hasta utilizar este dinero para renovar tu armario! 

 

Ahora que tiene mis consejos, te prometo, estás lista para enfrentar la limpieza de primavera. Intenta hacer el proceso un poco más divertido escuchando tu música favorita o reclutando a una amiga para que te ayude (porque volverse a probar prendas viejas y tener esos momentos como "¡¿WTF estaba pensando cuando compré esto?!" siempre produce una buena risa!!) .

 

¿Y tú, cómo manejas la limpieza de armario? ¡Me encantaría escuchar tus historias en los comentarios a continuación!

 

by Kristen Shore